·

HERMANDAD DE LAS CIGARRERAS

Rezo de la Coronilla a la Divina Misericordia

MisericordiaEl domingo 3 de abril, segundo domingo de Pascua, se celebra la festividad de la Divina Misericordia, fiesta que instauró el Papa Santo, San Juan Pablo II. Antes de la celebración de la Eucaristía dominical que se celebra en la capilla de la Hermandad  a las 11:00 horas, se rezará la Coronilla de la Divina Misericordia. Invitamos a todos nuestros Hermanos, devotos y fieles en general a unirse al rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia que se llevará a cabo 15 minutos antes de la Eucaristía, como parte de la celebración de esta señalada festividad de la Iglesia Universal que adquiere mayor relevancia, si cabe, en este Año Jubilar de la Misericordia.

San Juan Pablo II instauró la festividad de la Divina Misericordia, durante la ceremonia de canonización de Sor Faustina Kowalska el 30 de abril del año 2000, en la que dijo: «En todo el mundo, el segundo domingo de Pascua recibirá el nombre de domingo de la Divina Misericordia. Una invitación perenne para el mundo cristiano a afrontar, con confianza en la benevolencia divina, las dificultades y las pruebas que esperan al género humano en los años venideros».

La Coronilla de la Divina Misericordia es la oración que Nuestro Señor enseño a Santa Faustina Kowlaska:

"Alienta a las personas a recitar la Coronilla que te he dado... Quien la recite, recibirá gran misericordia a su hora de la muerte. Los sacerdotes la recomendaran a los pecadores como su último refugio de salvación. Aún si el pecador más empedernido recite esta Coronilla al menos una vez, recibirá la gracia de Mi infinita Misericordia. Deseo conceder gracias inimaginables a aquellos que confían en Mi Misericordia".

 

LA CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA

Se utiliza un rosario común de cinco decenas.

1. Comenzar con un Padre Nuestro, Avemaría, y Credo.
2. Al comenzar cada decena (cuentas grandes del Padre Nuestro) decir:

"Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo,

la Sangre, el Alma y la Divinidad

de Tu Amadísimo Hijo,

Nuestro Señor Jesucristo,

para el perdón de nuestros

pecados y los del mundo entero."

3. En las cuentas pequeñas del Ave María:

"Por Su dolorosa Pasión,

ten misericordia de nosotros

y del mundo entero."

4. Al finalizar las cinco decenas de la coronilla se repite tres veces:

"Santo Dios, Santo Fuerte,

Santo Inmortal, ten piedad de

nosotros y del mundo entero."

5. Oración con que generalmente se concluye la coronilla:

Oh sangre y agua que brotaron del Corazón de Jesús como manantial de misericordia para nosotros,

En Ti Confío

 

Suscripción a Noticias

Introduzca su correo electrónico


Archivo de Noticias

Web Design